Somos lo que pensamos – Sobre la crítica

Todo lo que te rodea, aquello que llamas experiencia tuvo su punto de partida en tu mente, cobró vida a través de los sentimiento y la voluntad lo trajo a la manifestación… Esta es la base para atraer lo bueno o lo malo a tu vida, es en esto que estamos hecho a imagen y semejanza…

Recuerdas algun momento donde has levantado tu mirada al cielo como diciendo conchale Dios dame un respiro ¿Por qué me está pasando esto? ¿Si yo soy bueno? ¿Por qué a la gente buena le pasan cosas malas y a las malas cosas buenas? Bueno ahí puede estar la clave de lo que te ocurre y aun no te has dado cuenta.

Al ser creadores de nuestro destino cargamos con la responsabilidad de nuestras propias acciones, pero el problema radica en que nadie nos enseñó desde temprana edad que todo comienza en nuestra mente a través del pensamiento consciente o inconsciente, que vamos dándole forma a el mundo con ellos, que si vives condiciones no deseadas no podemos culpar a otros porque hemos sido nosotros los responsables de crearla.

Imagina el pensamiento como una corriente de energía que fluye, tu eres un pequeño y único cable que se conecta a un inmenso generador que alimenta todo, en el camino a ese generador te vas consiguiendo y cruzando con otros cables, aquellos que por polaridad sean afines se atraerán creando una carga mayor, una vez llega al generador es cargado con más intensidad y es devuelto a la fuente original.

maxresdefault-1

Es decir que aquel pensamiento que se creó fue a un sitio donde en el camino se encontró con otros pensamientos afines, se alimentó de ellos se cargó de energía y volvió nuevamente a su emisor es decir “Nuevamente a ti” pero como se dice en coloquial re-potenciado.

Si esto es así qué ocurre después? Una vez devuelto a su creador este va tomando fuerza alimentándose de tus emociones ya sean positivas o negativas, te pertenecen por eso nunca te desobedecen he aquí nuestra responsabilidad, mientras más se alimente de tus emociones mayor vibración tendrán y atraerá más fácilmente energías afines a este.

Si tu atención sólo van destinada a la crítica, tu enfoque está centrado en ver lo malo en los demás o en cualquier situación bueno adivina qué pasa? Te vas rodeando de personas afines que son atraídas por la vibraciónes de tus pensamientos, una vez ocurre esto tu realidad comienza a difuminarse, sólo escucharas aquello que deseas y que estas preparado a oir, rechazaras toda opinión contraria a la tuya, te disgustara escuchar la verdad, poco a poco te va aprisionando la situación hasta convertirte en esclavo de tu creación “El hijo que somete al padre”.

tentacion

No en vano existe el dicho “Dime con quien andas y te diré quién eres”, entonces como rompemos este circulo? Bueno es más sencillo de lo que crees, solo debes hacerte consciente de lo que piensas, entender que todos los seres estamos conectados de una u otra manera, que te conviertes en eso a lo que dedicas tu atención, aquello que te desagrada de otros no es más que una expresión de tu ser proyectada en la otra persona (Los falsos Yo), acciones estas que poco a poco te alejan del plan divino, un plan que no es otro que el de traer paz y armonía a tu mundo personal.

El miedo tiene muchas caras una de ellas es la crítica detrás de esta escondemos muchas emociones, sentirse amenazados por aquello que no entiendes por ejemplo te lleva a tomar juicio de valores erróneos sobre una situación que temes enfrentar; Suena difícil no? pararse ante un espejo para ver que no hay otros culpables más que tu mismo!!.

La crítica es como una autopista que nos lleva rápido a nuestro destino, socialmente es aceptada y la gente que piensa como tu te hará sentir que tienes la razón de hacerlo de esa manera; Ahora ubicate en esa misma autopista en hora pico’, recuerda que al igual que tu todos quieren tomar la vía rápida para llegar, pero está poco a poco se va llenando de más vehículos a cada momento congestionando todo a tal punto que se crea un gran embotellamiento, entonces esta vía no servirá para nada ya que no te llevará a ningún lado.

Evalúa tus pensamientos, escuchalos, analiza tu conversación interna aun en el rabiar eufórico de las alabanzas a tu persona, “No se construye nada en el reino de los cielos hincando la rodilla en la espalda de los otros”. No olvides que desde el mendigo de la esquina, hasta ese ser maravilloso que te dio la vida tienen algo en común, somos todos hijos del mismo padre  por ende somos todos hermanos.

Por: José Zurita


Cómo afectan las emociones a tu cuerpo:

a-nivel-bioenergias

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s